Sentado ante ti, escucho las palabras de sabiduría que me regalan tus olas