Paseo por las calles y la mirada llama en cada ventana. Nadie abre. sin embargo me cuelo con la imaginación.  Una sola mirada para muchas ventanas. Una sola mirada para muchos universos. El deseo de encontrar el infinito. Miradas desde el exterior al interior y desde el interior al exterior.