La lluvia ha cesado, la tarde se aclara y el verde son muchos verdes. La voz deseada del jardín me llama a penetrar en su magia. Quietud en las plantas y el silencio de los arboles me habla de encanto.