Nuestras ciudades están llenas de Señales de tráfico que al transeúnte distraído a menudo pasan desapercibidas. Son símbolos en lugar de palabras, la mayor parte de las veces para que su comprensión sea medianamente universal.  Estos  signos usados en la vía pública para impartir información indican a los usuarios que transitan por un lugar  peligro, prioridad, prohibición, obligación….  No siempre se obedecen y no se es consciente que están puestas  para garantizar nuestra seguridad, integridad y proteger nuestras vidas.