Estábamos solos, el mar y yo. Caminaba entre  la playa y el cielo. El mar me hablaba.