Estas imágenes de ellos no son duraderas debido a la acción de la luz, de la lluvia o de las modas. Capturan nuestra mirada por una fracción de segundo. Los viandantes cruzan sus miradas con ellos y una semilla se siembra para unir intenciones. Miradas conteniendo deseos musicales, de moda o políticos. Ellos de papel son también encuentros fortuitos que pronto se olvidan.