Carmona es una ciudad milenaria, con más de 5.000 años de historia. Un lugar apacible, enclave cultural, patrimonial y arqueológico. Un lugar que hay que visitar, respirar y gozar. Muchas huellas dejadas por las distintas culturas que la han habitado a lo largo de los siglos hacen que la visita sea riquísima de sensaciones.